Preguntas frecuentes

Hay momentos en nuestras vidas, ante ciertas circunstancias y/o dificultades en que nos preguntamos sí sería bueno asistir al psicólogo.

A veces nos damos cuenta que necesitamos ayuda. En otros momentos  es sugerido por un amigo, la pareja, un familiar, el colegio de nuestros hijos o el lugar de trabajo.

Hay situaciones, problemas o experiencias en nuestras vidas que nos afectan, angustian e impactan. En ocasiones, por más que intentamos, no podemos encontrar soluciones con los recursos que disponemos, y este es un índice importante para pedir ayuda y asistir a la consulta de una psicóloga o un psicólogo.

El trabajo psicoterapéutico consiste en un proceso de reflexión, conciencia y redescubrimiento. Permite tomar perspectiva de los problemas, y encontrar una mayor comprensión de nosotros mismos y de nuestras relaciones con otros.

Diversas investigaciones muestran que la psicoterapia, es una excelente herramienta para ser ayudado conflictos, crisis y confusión.

“Mi experiencia me ha mostrado que la psicoterapia psicoanalítica es una herramienta muy confiable, produce importantes mejorías en la calidad de vida de las personas.
Veo a diario en la consulta, como los pacientes al sentirse ayudados con empatía, contención, rigurosidad, y calidez, van saliendo de su angustia y dolor, generando nuevas estrategias para enfrentar sus problemas, abordar las dificultades propias de cada ciclo vital, y tener una vida más creativa, gozosa y satisfactoria.”

Cuando los pacientes llegan les aclaro que este es un espacio de confidencialidad. Esto permite que el paciente se abra con total confianza y pueda hablar de aquello que en muchos casos nadie sabe, eso que tanto le duele, avergüenza y/o angustia, y quizás nadie comprendería. Se trata de dificultades que no serían entendidas por su familia, pareja o por el amigo más íntimo. En la consulta el secreto profesional es fundamental.

Ofrezco una atención seria, responsable y eficiente.

Muchas veces paciente no sabe lo que le pasa, sólo es consciente de los síntomas, pero no logra entender, por ejemplo, que lo lleva a fuertes dolores de cabeza, o importantes sensaciones angustiosas.

Existen innumerables motivos por los cuales se puede acudir a un psicólogo o psicóloga, entre los cuales mencionaré algunos:

  • Complicaciones de Pareja.
  • Problemas familiares.
  • Relación conflictiva con los hijos y/o los padres.
  • Dificultades en la Relaciones Interpersonales.
  • Complicaciones en Familias Ensambladas: tú, yo, nosotros, los tuyos, los míos y los nuestros.
  • Crisis y obstáculos laborales y/o vocacionales, cesantía.
  • Quienes han sufrido pérdidas: muertes, separaciones, duelos.
  • Fin de la adolescencia, dificultades para iniciar la vida adulta.
  • Conflictos ligados a enfrentar el futuro: elaboración de proyectos y planes.
  • Pérdida del sentido de la vida.
  • Fuertes sentimientos de soledad y angustia.
  • Depresión.
  • Depresión post- parto.
  • Baja Autoestima.
  • Angustia.
  • Estrés.
  • Crisis de pánico.
  • Crisis de angustia.
  • Fobia Social, Aislamiento, Timidez.
  • Acoso.
  • Abuso Sexual.
  • Burn-out.
  • Crisis según ciclo de vida: paso de la niñez a la adolescencia, paso de juventud a la adultez, edad media, tercera edad.
  • Situaciones de cambio: comienzo y finalización de estudios, incorporación al mundo laboral, ascensos laborales, matrimonio, separaciones, paternidad, maternidad, cesantía, jubilación, menopausia.
  • Problemas sexuales: impotencia, eyaculación precoz, frigidez, inhibiciones, falta de deseo.
  • Dificultades en la identidad sexual.
  • Trastornos psicosomáticos: colón irritable, ulcera, gastritis, dolor de cabeza, migraña, cefalea tensional, colon irritable.
  • Trastornos de alimentación: anorexia, bulimia, obesidad.
  • Depresión
  • Ideación suicida, o intentos de suicidio
  • Separación de los padres
  • Angustia
  • Crisis de pánico, Crisis de angustia
  • Bulling
  • Fobia Social, Timidez, Inhibición
  • Problemas Conductuales, y/o de rendimiento estudiantil
  • Impulsividad, Tendencia Autodestructiva
  • Déficit Atencional
  • Desorientación Vocacional
  • Problemas en las relaciones interpersonales
  • Conflictiva y dudas en relación a la Identidad Sexual
  • Enfermedades Psicosomáticas: cefaleas, intensas gastritis, colon irritable

Desde mi experiencia, no existe una respuesta absoluta en este punto. Cada persona es un mundo distinto, y por lo mismo se relaciona, comprende, elabora y genera cambios ante los eventos de la vida de manera diferente.

El proceso psicoterapéutico termina cuando se cumplen los objetivos que paciente y terapeuta han acordado, por lo tanto la duración dependerá del tipo de problema a resolver y las características de personalidad del paciente.

La sesión tiene una duración de 50 minutos.

La atención se reembolsa con la boleta en la isapre.

El reembolso depende de la cobertura que tenga su plan de Isapre.

Si tiene Seguro Complementario de Salud con cobertura para Psicología, debe traer el formulario para ser llenado durante la sesión.