Testimonio Magdalena

«Mi hija mayor de 15 años estaba triste, enojada y confundida. La separación matrimonial la tenía muy afectada, ella era muy regalona de su papá. Me sentía muy culpable y confundida respecto de cómo manejar la situación con mis hijos, pero especialmente con ella. Para Mariana fue fundamental el trabajo con Viviana. Se sintió muy entendida y apoyada, iba con gusto a sus sesiones.

Su ánimo mejoró, la rabia por nuestra separación fue bajando, pudo manejar su angustia y cada vez se sintió menos tironeada por nosotros. Retomó sus amistades que por el desanimó las había dejado un poco de lado, sus notas subieron y su autoestima mejoró mucho.

Viviana es aguda y directa muy jugada, nos ayudó mucho a mí y al papá de los niños a coordinarnos y focalizarnos en lo mejor para nuestros hijos, fue fundamental contar ella. Mariana tuvo una muy buena experiencia, que agradece hasta el día de hoy. »

-Magdalena, mamá de Mariana, adolescente de 15 años.

× Agenda tu hora aquí