Límites para el autocuidado ¿Cómo hacerlo?

Límites para el autocuidado ¿Cómo hacerlo?

Como hemos hablado en columnas anteriores, no hay recetas para educar a los hijos, ser padres es una tarea muy personal que se recrea con cada hijo, según las necesidades particulares de cada uno. A ser padre no nos han enseñado por eso vamos aprendiendo poco a poco. El padre que pone límites es un padre que se va construyendo desde la experiencia, según lo que siente que sus hijos van necesitando.

Durante la adolescencia se deben limitar los horarios, el dinero, la sexualidad y cierto tipo de actividades, entre otros asuntos que van surgiendo.

A continuación un ejemplo de la consulta: “Mis papás me dan plata para cada cosa, me gustaría que me dieran una mesada al mes para yo tener e ir gastando.”´p> “¿Por qué crees que no te dan mesada?”

“No sé….son muy atadosos”

“A lo mejor ellos no están seguros, si al darte una mesada tu vas a saber administrar la plata, porque tú me contaste, hace algún tiempo, que te habían dado plata para dos semanas y te la gastaste en un juego para el computador, y después andabas pidiendo.

“Si pero ahora la voy a cuidar más.”

“Quizás deberías conversarlo con tus papás y contarles como piensas distribuir la mesada”.

“No creo que me pesquen”

“Si les das buenos argumentos y te comprometes a ser responsable con el dinero, yo creo que tus papas podrían acceder, siempre que vean que te vas a hacer cargo.”

Al adolescente hay que irle dándole responsabilidades poco a poco para que vaya aprendiendo a hacerse cargo de sí mismo.

En las charlas que doy noto que muchos padres se sienten muy confundidos y les resulta difícil hablar con sus hijos acerca de la sexualidad. El tema de los límites tiene que ver con cómo ayudar a nuestros hijos en el autocuidado, respecto de su sexualidad.

Un ejemplo con una hija mujer podría ser así: “Veo que estás pololeando hace seis meses y debes estar viviendo un momento muy especial, sintiendo muchas cosas nuevas. Quiero decirte que es muy importante que te respetes a ti misma, que sepas que tu cuerpo y emociones son tuyas y que tú estás a cargo de cuidarte. Es fundamental, que el día que elijas tener relaciones sexuales sea porque tú quieres y no porque te sientes presionada. Desde mi experiencia es esencial la amistad, la confianza, la comunicación y el amor con tu pareja, porque si no después te vas a sentir mal contigo misma. Quiero que sepas que cuentas conmigo para preguntarme lo que necesites y si quieres que vayamos al ginecólogo por cualquier duda que surja estoy disponible para que pidamos una hora, por si necesitas orientación con alguien que no sea yo”.

Ojalá este ejemplo pueda orientar y de algunas ideas siempre con entendiendo la importancia de respetar los propios valores y estilo de cada padre.

Tags:


Conversemos en Whatsapp