«Las hojas marchitas pueden convertirse en abono»

«Las hojas marchitas pueden convertirse en abono»

Hoy quiero compartirles la reflexión que hizo un querido paciente a quién llamaré Andrés. 

Él está en pleno proceso terapéutico, es universitario, y en el último tiempo, ha generado cambios muy importantes.

Está siendo más responsable de sí mismo, pasando tiempo en la naturaleza, haciendo deporte y descubriendo la fotografía como hobby. Trajo a sesión una imagen que le hizo mucho sentido: un brote fresco y verde haciéndose camino entre un montón de hojas secas. 

“El suelo recién arado se fue marchitando. El clima era inhóspito y había una presencia que insistía en opacarlo. Las hojas lo cubrían y le quitaban el aire que necesitaba para florecer. Se decidió a resistir y se mantuvo firme. Le costó tiempo y trabajo, pero ahora, esas mismas hojas que antes lo ahogaban, se convirtieron en abono para los primeros brotes”. 

Esta imagen nos permitió poner en palabras lo que hasta ahora ha sido su proceso terapéutico. Andrés se vio reflejado en ese gesto de la naturaleza, que busca las fuerzas para sobreponerse a las condiciones adversas y hacerse un camino propio.

Durante el proceso de psicoterapia, Andrés se ha sentido acompañado por su madre, su psiquiatra, y por mí como psicóloga. Esto le ha dado fuerzas y confianza para generar algunos cambios y enfrentar desafíos que antes le parecían imposibles.

Ahora es capaz de, por ejemplo, renunciar a algunos “zoom” con amigos y juegos on line, para administrar mejor sus tiempos y concentrarse en sus estudios, antes se sentía incapaz, y ese era uno de sus motivos de consulta.

Andrés está comenzando a descubrir sus capacidades y a potenciar una fuerza creativa y persistente versus una parte más destructiva y negligente; una lucha de fuerzas, tan propia de la naturaleza humana. 

Ha podido darse cuenta de que para convertir las hojas en abono, se requiere un trabajo constante y un esfuerzo consciente. Esto es lo que permite que aparezcan brotes, que hay que regar y abonar para hacerlos crecer. Y en eso estamos, poco a poco.



× Conversemos en Whatsapp