Los cuatro pilares de la vida en pareja

Los cuatro pilares de la vida en pareja

Una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es la de vivir en pareja, involucrarnos con un otro y comenzar un camino juntos. Sabemos que es una fuente de realización personal, crecimiento y desafíos, pero se nos olvida que requiere constante dedicación. 

La vida en pareja es un quehacer, y así como ejercitamos el cuerpo para mantenernos en forma o planeamos nuestra alimentación para cuidar nuestra salud, la relación de pareja también hay que trabajarla, sacarla a caminar, exponerla a la aventura, esforzarse por fortalecerla.

El psiquiatra Ricardo Capponi, habla de los “Cuatro pilares en la pareja”:

  • Los proyectos en común, 
  • La capacidad de comunicación, 
  • La capacidad de contención mutua y 
  • La vida sexual

Estos ingredientes posibilitan un cierto orden para aproximarnos a una visión enriquecedora de lo que sostiene la pareja. Fomentan el compartir las alegrías y otorgan a la pareja, estabilidad para las adversidades. 

En tu relación de pareja actual ¿cuál de estos pilares es el más fuerte y cuál sientes que podrías trabajar?

Y si no estás en pareja, ¿cuál de estos pilares sientes que te faltaron en tu relación anterior? 

Desde mi experiencia, y por lo que continuamente veo en terapia de pareja, todos los pilares son importantes, pero a veces, hay uno que cojea: el de la sexualidad.

Cuando el otro nos contiene en los aspectos negativos de nuestra existencia, cuando nos ayuda a manejar nuestras limitaciones, y dolores, cuando nos complementa y nos impulsa a conocer el mundo externo e interno, esa persona se nos hace necesaria y atractiva. Y si todo lo anterior se trabaja, entonces la atracción por el otro se da en un terreno fértil. La definición de placer se amplía y las ganas de trascender con el otro y gracias al otro, se hacen evidentes.

Es así, como en muchos casos, las parejas que llevan juntas un largo tiempo, y han trabajado su relación, experimentan el acto sexual como una réplica a escala de los tres pilares anteriores. 

La sexualidad de calidad en la pareja es un aspecto muy emocionante y entretenido. Es el único vínculo que no tienen las otras relaciones. Es un condimento muy interesante y versátil. Incorpora la dinámica de los otros tres pilares y nos invita a deshacernos de las inhibiciones para explorar lo prohíbido y disfrutar de la aventura en un espacio de complicidad. Por eso se dice que la vida sexual de una pareja permite hacer un diagnóstico de la relación.



× Conversemos en Whatsapp