Anhelos y desafíos de las mujeres de hoy

Anhelos y desafíos de las mujeres de hoy


Quiero comentarles los logros y/o deseos que observo en la entusiasta y esforzada travesía que continuamos realizando las mujeres de hoy, herencia del camino adelantado por generaciones anteriores.

Ha crecido en nosotras la capacidad de autocuidado. Nuestra inteligencia emocional va en asenso. Hemos entendido que si nos volcamos hacia otros, sin preocuparnos de nuestra persona, estamos fritas.

Somos tenaces en buscar un equilibrio entre, el trabajo, la maternidad de buena calidad, la pareja y el desarrollo personal. ¡Esto nos importa mucho!

Valoramos el respeto por los distintos estilos en la crianza y las variadas opciones que hemos escogido  cada una. Cómo criar y distribuir nuestro tiempo es una constante indagación. Queremos estar presentes con nuestros hijos en cada uno de sus logros y dolores. Por eso nos urge la flexibilidad en los puestos de trabajo. Nos parece fundamental que se aprecie el trabajo que hacemos tanto dentro como fuera del hogar.

Aspiramos a desarrollarnos laboralmente, con nuestro propio estilo y forma de liderazgo. Sabemos que somos distintas a los hombres, y que justamente eso es lo que representa nuestro aporte en la sociedad y mundo laboral. Cada vez insistimos más en la valoración de la diversidad Somos iguales y diferentes a la vez, por eso nos parece justo IGUAL SALARIO POR IGUAL TRABAJO.

Hacemos esfuerzo por cuidar nuestro cuerpo, tanto por salud como por belleza.

Hemos probado todo tipo de dietas, vamos a yoga, a pilates, al gimnasio y hacemos ejercicios al aire libre.

Mis pacientes más jóvenes aún dan la pelea, y sufren por no cumplir con los modelos sociales.

Veo que pasado los cuarenta, el humor permite aceptar las huellas que deja la vida en nuestra piel y contornos.

Valoramos el contacto con nuestras amigas, hablamos de manera honesta, intima y profunda para sentirnos acompañadas y entendidas. Compartimos nuestras historias de vida, penas y alegrías. Somos expertas en generar redes de apoyo.

Estar en pareja ya no es un deber. Hoy exigimos una relación con los mismos deberes y derechos

Nos importa tener una buena comunicación. Apreciamos la complicidad, la intimidad emocional y la sexualidad de calidad.

No queremos jugar a la mujer perfecta, la “super woman” va en retirada. Tratamos cada vez más, de ser autenticas, aceptando nuestras grietas y fallas. Somos SIMPLEMENTE MUJERES HUMANAS EN CRECIMIENTO.

Todo esto es posible porque, claramente no siempre, pero si en algunos casos, muchos hombres, parejas, maridos, amigos, colegas, profesores, terapeutas, jefes nos han acompañado y apoyado en esta preciosa travesía que con persistencia y trabajo da fruto, pero sabemos que nos queda, mucho por hacer.

Espero que lo que he descrito las identifique en algunos aspectos. Me encantaría saber que les parece y aclaro: estos puntos son aspiraciones que logramos, a veces más a veces menos,  que son parte de nuestro CAMINO DE EVOLUCIÓN.



Conversemos en Whatsapp